CIUDAD DEL NIÑO DON BOSCO

Los orígenes de la actual "Ciudad del Niño Don Bosco", se remontan al año l940 en el corazón de la ciudad de León, fruto del espíritu apostólico del sacerdote diocesano Marceliano Ruiz quien inspirado en la obra de San Juan Bosco, responde a las necesidades de los entonces niños y jóvenes desamparados de su parroquia.



El P. Marceliano, comenzó a reunir aproximadamente 20 niños huérfanos, para que fueran aprendices de talleres de zapatería, sastrería y carpintería, él se encontraba solo haciendo frente a la carencia de un lugar para dormir, a la falta de equipos y personal, contando únicamente con el apoyo de bienhechores, y la ayuda de zapateros y curtidores para enseñar a los muchachos.



A esta obra bajo la Asociación del P. Marceliano Ruiz con otras personas se le denomina el 31 de diciembre de 1951 "Ciudad del Obrerito Pobre" S.A., cuyo objetivo será la formación integral de los niños y jóvenes abandonados sin fines de lucro.Parte de la exhacienda de Santa Rosa fue otorgada por su propietario el Sr. Rafael González Muñiz a la Asociación civil “Ciudad del Obrerito Pobre?.



En un inicio "fue ofrecida la obra por el señor Obispo a la Congregación Salesiana; pero en vista de la escasez de personal no se pudo aceptar; en espera de que eso fuera posible, fue entregada transitoriamente a los reverendos padres de la Congregación Diocesana de la Divina Infantita. La primera generación de niños en Santa Rosa, que llegaron junto con los padres de la Divina Infantita fueron 25 niños (de entre 10 a 12 años), aunque al año ya eran 100.



De esta manera los padres de la Divina Infantita fueron los responsables de la obra, hasta el año de 1960 en que por petición de parte del obispo Martín del Campo, se pide a la Congregación Salesiana asumirla.



Historia CDN.pdf